Razones para el boicot a La Catxaruda

La Catxaruda es la tienda ecológica de la paranoica histérica que mintió flagrantemente diciendo que la policía española le había roto 5 dedos y la había agredido sexualmente el 1 de octubre. Esta mentira tuvo las patas extremadamente cortas y un par de días después todo el mundo sabía que  Marta Torrecillas (pobrecita, con apellido 100% “castellano”, lo que tiene que sufrir esta nazi en la intimidad… ya se sabe que los “charnegos” son los peores…), concejala de ERC en Gallifa, no es que sea una mentirosa, es que es una difamadora profesional, una generadora de odio profesional. No se trataba de una mentira cualquiera, era una mentira sobre la que iba a estar el foco de las TVs de medio mundo. Es una difamación de máxima repercusión, es un intento de generar odio contra España y los españoles, de crear la idea de una opresión brutal del “Estado español”, de unas salvajes “fuerzas de ocupación”. Repugnante. Es, un buen ejemplo, de lo que estos nazis paranoicos se creen justificados a hacer. Cualquier mentira, cualquier indecencia es bienvenida si ayuda a la secesión. La mentira es un arma independentista.

En esta ocasión, la cosa no ha salido bien. Nos da asco este tipo de comportamiento. Es natural reaccionar alejándonos de personas tan inmorales. Nos alejamos de su negociucho. Ni un euro a la Catxaruda. ¡¡Boicot a la Catxaruda!!