Razones para el boicot a El Punt Avui

El Punt Avui es el periódico nazi por excelencia. Es el resultado de la fusión de los 2 panfletos nazis con más historia. En el Punt trabajó como juntaletras el propio Puigdemont. En 2009 el Grupo Planeta (sí, han leido bien, el Grupo Planeta, el teórico “proveedor” mediático de la derecha española, era el propietario del ultranazi Avui) vendió Avui a El Punt. Estos 2 pasquines cutres, eran negocios ruinosos, como no podría ser de otra manera, así que durante años han sido regados, abonados, vivificados de continuo a través de subvenciones de la Generalitat, es decir, dinero de los impuestos de todos los españoles. Es inexplicable cómo los gobiernos españoles han podido tener un comportamiento tan supinamente estúpido para permitir que esto sucediera durante décadas.

 

Unas cifras para quedarse con la boca abierta: en 2008 El Punt y Avui recibieron más de 3,2 millones de euros en subvenciones de la Generalitat y en 2010, 3,8 millones (ver más). ¡¡Alucinante!!. Qué fácil es forrarse haciéndose nazi. Estos periódicos estarían cerrados desde hace 10 años si no fuera porque los españoles los hemos rescatado año tras año con nuestro dinero. Simplemente ¡¡INTOLERABLE!!

 

En 2012, Joaquim Vidal, dueño de los supermercados Valvi y de los supermercados Spar en Gerona y Barcelona, compró El Punt Avui por un euro. Joaquim Vidal fue senador convergente, así que está claro que se trataba de una operación para encontrar un empresario nazi “amigo” con el fin de mantener a flote un negocio ruinoso, y seguir produciendo odio con ese motor mediático. No hace falta habilidad empresarial, no, simplemente poner el cazo y recibir subvenciones millonarias. El Sr. Vidal sólo pone la jeta y se asegura de que el odio se difunda sin interrupciones.

Como personas de bien, nos da mucho asco que haya personas que se levanten cada mañana para ir a trabajar para generar odio, extender el supremacismo, la mentira, fomentar denodadamente la ruptura de la convivencia, la fractura social… Es mezquino. Y no nos da la gana tragarlo. Lo tenemos claro. ¡¡Boicot al El Punt Avui!!