Razones para el boicot a Calella (población turística)

Desgraciadamente, lo hemos podido ver todos. Una parte significativa de la población de Calella ha escrachado violentamente de forma repetida a los agentes de policía y guardia civil que estaban allí residiendo en hoteles. La indecente alcaldesa de la ciudad del PdeCat, Montserrat Candini i Puig, ha amenazado con quitar licencias de obras y obligar a cerrar el negocio, si los dueños de los hoteles no expulsaban a policías y guardias civiles, en lo que supone un claro delito, que debe ser perseguido. Esta es la basura de sociedad que impera en Cataluña. El poder político, una basurilla de alcaldesa de una poblacioncilla, se salta la ley, amenaza como una mafiosa siciliana, y consigue que el hotel cierre sus puertas. ALUCINANTE. A ver qué hace la fiscalia de la justicia española.

En cualquier caso, no todos tenemos que complicarnos la vida para conseguir que esta alcaldesa pague por sus delitos, empujar a nuestra justicia a actuar,… pero lo que sí podemos y debemos hacer TODOS es pasar de largo, no ir jamás a Calella, que se mueran de asco en Calella, que no entre ni un céntimo en Calella. ¡Es fácil! ¡Y agradable!

Hasta que un buen día, un alcalde simpático y de buen talante diga que se siente español y que desea que acudan los turistas españoles porque quieren atendernos con cariño y esmero. Hasta entonces, hasta que no llegue ese hermoso día, lo tenemos claro: ni un día de vacaciones en Calella, ni una pernoctación en Calella, ni una comida en un restaurante de Calella… No se nos ha perdido nada en ese reducto nazi ¡¡Boicot a Calella!!

Deja un comentario