Razones para el boicot a Abertis y SABA

Abertis es una empresa participada por la Caixa, en la que manda la Caixa. Isidre Fainé fue su presidente antes de presidir La Caixa, y dejó como sucesor a Salvador Alemany. Salvador Alemany es la mano derecha de Fainé, en los negocios y en la vida política. Faine es una especie de canciller Palpatine que mece la cuna de la secesión desde la oscuridad y Alemany es su conde Dooku, fiel escudero, que toma posición pública tal y como le manda su amo.

Salvador Alemany se ha posicionado como el “empresario” de cabecera de Artur Mas, ya en plena deriva secesionista. Ha sido él quien lideró y presidió el CAREC, un Círculo Asesor de empresarios, a las órdenes de Artur Mas. Imposible pensar que Alemany aceptaría semejante papel sin tener el visto bueno de su Palpatine Fainé.

Alemany ha formado parte de la dirección del FC Barcelona y del Liceo de Barcelona. Ambas instituciones se han convertido en altavoces culturales de las más extremistas versiones del separatismo. No oímos ni la menor queja de este señor, como miembro de la directiva del FC Barcelona, cuando sucedió la orquestada pitada contra el Rey de España.

Alemany estaba detrás del extraño akelarre en el pub Kitty’s, (link) uno de esos incontables intentos de la élite catalana de acercarse y sondear a los poderes fácticos no nazionalistas para saber como responderían a la secesión. Es decir, está en la sala de máquinas del establishment catalanazi, echando carbón a la locomotora independentista.

 

Pues que le den a Abertis y los parkings SABA. Aparcaremos felizmente en la calle. ¡¡Boicot a Abertis y SABA!!

 

Deja un comentario